De nueva cuenta pude rescatar una de esas gemas perdidas. Esta vez es de uno de esos juegos que, con tan solo escuchar su soundtrack, te hace casi querer jugarlo.

Leer más