Después de unas cuantas experiencias agridulces, finalmente me decidí por moverme definitivamente a WP Super Cache. Para dejar atrás definitivamente a mi solución anterior: W3 Total Cache.

Estas son mis razones.

Anteriormente había hablado de W3 Total Cache. De como me estaba ayudando mucho mejorando el sitio web.

Debo de admitir que este plugin era prácticamente mi favorito para realizar la tarea de caching. Algo importante si realmente quieres tener un sitio web rápido, además de que me ahorraba tiempo de procesador.

Sin embargo, recientemente comencé a notar problemas. Mismos que me hicieron mirar a WP Super Cache de nueva cuenta.

Errores en todas partes con W3 Total Cache

Una de las cosas que más me agradaban de este plugin de WordPress, es que podía configurarse de acuerdo a mis necesidades. El gran número de opciones abría grandes posibilidades de optimizaciones. De mejoras puntuales de acuerdo a mis necesidades.

Sin embargo, siempre hay cosas que salen mal. Y eso es en verdad cierto con software complejo.

El primer síntoma estuvo en las entradas programadas. Comencé a notar que estas arrojaban el error missed schedule con frecuencia. Molesto, pero nada más que eso… e incluso errores esporádicos que parecían no tener sentido.

Todas las soluciones en la web indicaban que debía de instalar algún plugin.

No. No lo iba a hacer. No tenia sentido que algo así sucediera, ya que el servidor no tenia razón de estar comportándose de forma errática.

Tras investigar un poco, resultó que el Object Cache estaba causando problemas en mi back-end. Tras desactivar esa característica, los problemas cesaron… al menos temporalmente.

Las cosas se complican todavía más

El segundo gran problema sucedió con admin-ajax.php. Comencé a notar un número inusual de errores 403 sin una explicación clara.

Me arrojaba el error a mi, a visitantes al azar, e incluso a los bots de google. Esto último imperdonable.

Debido a que las instalaciones que manejo contienen más o menos los mismos plugins… detectar al culpable seria relativamente sencillo. Tras un análisis, solo se limitaba a W3 Total Cache o a uno de seguridad.

Para agravar más la situación, el problema de missed schedule había regresado.

Fue entonces que la opción de WP Super Cache se volvió mucho más viable.

Ya tenia experiencia con él y sabia que podía hacer el trabajo sin contratiempos.

WP Super Cache entra al relevo

A diferencia de W3 Total Cache, WP Super Cache tiene opciones muy minimalistas. No eres capaz de configurar absolutamente todo. Aunque no falla en su trabajo: Mejora el rendimiento del sitio web. Sin complicaciones.

Pero para tener una solución completa con WP Super Cache, se requiere de un aplicativo que haga minificación. Ahí es en donde entra Autoptimize. Esto para comprimir las hojas de estilo y los scripts de javascript.

Esto lo debemos de hacer si queremos mejorar aún más el rendimiento y experiencia del usuario.

Aunque si contamos con un servidor rápido, la ganancia puede ser marginal. Pero menos consultas por visita siempre es bueno. En especial si sumamos muchas visitas al día.

El modo experto de WP Super Cache

Si bien cuenta con muchas menos opciones, hay algunas cosas que si se pueden hacer. En especial en lo que respecta a activar el uso de reglas en el .htaccess. Esto permite que se pueda saltar parcialmente la ejecución de PHP en algunos casos.

Mientras menos veces se tenga que invocar a PHP, mejor.

Activando el modo experto, y asegurándose de activar los casilleros deseados, da un rendimiento que hace que no extrañe W3 Total Cache. Aunque lo único que no hace WP Super Cache es el asignar las cabeceras cache de Apache para los recursos estáticos.

Pero agregar ese tipo de cosas es trivial. Igualmente se puede agregar rápidamente las reglas que trae W3 Por defecto, dependiendo de las configuraciones.

Conclusiones sobre el regreso a WP Super Cache

Si bien soy fanático de tener una herramienta con cientos de opciones, es una pena que encontré que ella causaba más problemas que beneficios. Problemas que no parecían tener soluciones fáciles, o que hacían que no valiera la pena la solución.

Por lo cual el contar con una alternativa más sencilla fue la mejor idea.

Hay algunas cosas que todavía tengo que apuntalar, en especial del lado del servidor. Como son las cabeceras… aunque Cloudflare se encarga por mi de eso.

Pero establecerlas manualmente siempre será mejor para proporcionar una experiencia más uniforme.

Esperemos que no suceda nada inusual esta vez.