México es un país susceptible a los terremotos. Pero me llamó la atención lo probablemente inusual del ocurrido este pasado 19 de septiembre. Apenas dos semanas después del de Chiapas.

En un principio, cuando apenas estaba empezando a fluir la información, se pensaba que el sismo del 19 de septiembre pudiera haber tenido su epicentro en las costas del pacífico. Todo normal hasta ahí

Esto debido a que normalmente ese es el lugar en donde se originan la mayoría de los terremotos que afectan esa parte del país.

Pero esta vez fue diferente. O al menos esa fue la sensación que tuve al principio.

De acuerdo al Sistema Sismológico Nacional, el epicentro estuvo entre los estados de Puebla y Morelos. Esto fue algo que ciertamente no encajaba.

Digo… Es inusual el tener un terremoto fuerte, de 7.1, con epicentro en un lugar alejado de los bordes de las placas tectónicas. ¿O no lo es?

Lo que fui observando es que posiblemente el terremoto del 7 de septiembre y el del 19 de septiembre pudiera estar relacionados. Aunque el último es uno nuevo, no una réplica. Como algunas personas en la internet creían.

Al fin de cuentas, ambos sucedieron en una zona en la cual cuenta con mucha actividad de este tipo, incluso actividad intraplaca.

Ciertamente la incógnita de esto me ponía a pensar motivos y a buscar respuestas.

¿Qué sucedió entonces con este terremoto?

Lei un poco y es que pensé que es muy posible que el terremoto del 7 de septiembre en Chiapas haya causado más estrés sobre las placas tectónicas en México. Causando eventualmente re-acomodos en toda la zona.

Este reacomodo de las placas tras un sismo es algo común. Ello causa lo que conocemos como réplicas.

Tampoco es inusual que un gran sismo tenga efectos sobre las placas y pueda ayudar a generar un nuevo terremoto en el futuro. Aunque en en esos casos normalmente las zonas son de mucha actividad sísmica.

En la imagen anterior se explica mucho mejor. Incluso se ilustra el por qué pudo haber sucedido en donde fue el epicentro.

Por supuesto, al suceder mucho más cerca de zonas densamente pobladas, los efectos de este  terremoto fueron mayores. Esto a pesar de ser mucho menos potente que el de Chiapas.

Entonces ¿Esto se podía predecir?

No. No hay forma de predecir cuándo y cómo es qué sucederá el siguiente terremoto. Sin embargo, se sabe que estos pueden suceder gracias a observaciones de los sismos anteriores.

Como dije antes, estos normalmente suceden en las costas del pacífico. La historia indica que era cuestión de tiempo de que otro sucediera. Pero no cuando ni exactamente dónde.

Es como jugar a la lotería. Sabes que en algún momento va a caer tu número. Pero no cuando, hasta que sucede.

Lo que sí es evidente es que posiblemente puedan existir réplicas del nuevo terremoto. Mismas que se pudieran dar proximamente. Dependiendo que necesite la placa para acomodarse.

Tal y como ha estado sucediendo en Oaxaca tras el sismo de Chiapas, donde han sucedido más de tres mil réplicas.

Quienes viven en zonas de riesgo deberán de estar al pendiente y tomar las precauciones pertinentes. Ya que después de cada sismo, viene actividad menor pero más constante.

La Ciudad de México es especialmente vulnerable

Hay que recordar que una buena parte de la Ciudad de México está construida sobre lo que era el Lago de Texcoco. Esto causa que las ondas sísmicas sean “amplificadas”. El subsuelo es especialmente blando.

Edificios colapsados por el terremoto y la locación del antiguo Lago de Texcoco from mexico

Por ejemplo, en la imagen anterior, se observa los lugares en donde se desplomaron los edificios en la ciudad. Hay un patrón bastante definido, que posiblemente muestre las zonas en donde las ondas sísmicas fueron más intensas.

También se comenta que los edificios que se derrumbaron, posiblemente, fueron construidos antes de 1985. Antes de que las regulaciones en materia de construcción sufrieran cambios radicales.

Eso sin contar la forma en la cual las ondas sísmicas pudieran haber viajado por el subsuelo.

Este tipo de datos seguramente dará muchos elementos a los investigadores en la forma en la cual este sismo afectó la Ciudad de México. Y como toda esta actividad se relaciona.

¿En qué se puede apoyar tras el terremoto?

Tras el terremoto de 7.1 del 19 de septiembre, lo que queda es apoyar y ayudar. En especial si no te viste afectado directamente.

Hay que recordar que el terremoto de la Ciudad de México ha sido mucho más mediático que el de Chiapas y Oaxaca. Sin embargo, se necesita ayuda en ambos lugares.

Durante los próximos días o semanas, se irán teniendo mayores noticias y datos sobre todo lo que aconteció con este movimiento telúrico. Y posiblemente también con el de Chiapas.

Por lo pronto, es posible que los sismólogos ya estén muy activos tratando de obtener datos para entender mejor todo lo que sucedió.

Habrá que estar muy al pendiente.

Pero hay rumores sobre más terremotos

No hagas caso de los rumores. Si tienes dudas, consulta fuentes oficiales.

Recuerda que cuando sucede un desastre que afecta a muchos, hay quienes aprovechan para causar más pánico.

En mi caso, aquí ha estado circulando un mensaje vía WhatsApp en la cual se advierte que habrá un fuerte terremoto pronto por la Península de Yucatán.

Yo solo comparto esto:

Recuerda, nadie puede predecir un terremoto.

Sin embargo, si vives en una zona en donde es probable que sucedan… es mejor recordar que hacer en caso de un terremoto.

En el caso de la Península de Yucatán, está cerca de la falla de Motagua. Misma que tiene una historia de terremotos fuertes en el pasado. Pero nada que pudiera poner en riesgo a las personas en México.

Es por ello que no debes dejarse sorprender y es mejor informarse.

(Imagen destacada por AntoFran)

Terremoto del 19Sep2017 en Ciudad de México
3.5 (70%) 2 votes
Este es mi alter ego, el resultado de muchas experiencias, como experimentos en la red. Escribo por placer sobre varias cosas, incluyendo Videojuegos, Internet, Diseño Web, Programación y Seguridad.